Casa JP2

Precio de los boletos Reserva de entradas Reserva de telefono

Reserva de entradas

 

Horario de reserva:
9.00am-13.00pm
Lunes - Viernes
Se aceptan reservas hasta 3 meses antes de la fecha de llegada.

+48 33 823 35 65

 

+48 33 823 26 62

 

 

Introducción

„De todos modos aquí, en esta ciudad, en Wadowice todo empezó.
Y la vida empezó, y la escuela empezó, y los estudios empezaron, y el teatro empezó .
Y el sacerdocio empezó también.”
(Juan Pablo II, Wadowice, 16 de junio de 1999)

Karol Józef Wojtyła (Jan Paweł II) nació el 18 de mayo de 1920 en Wadowice, como hijo de  Karol Wojtyła  y su esposa Emilia de domo Kaczorowska. El ambiente de la casa familiar, su entorno, la infancia y las personas cercanas de manera profunda influyeron en el desarrollo espiritual e intelectual del futuro Papa.

 

Vida temprana

PADRES
motyw_rodzice_ojciec

Karol Wojtyła, el padre, nació el 18 de julio de 1879 en Lipnik cerca de Bielsko, en la familia de Maciej y Anna. Terminó la escuela primaria y tres años de la secundaria. A partir de 1900 sirvió en el ejército austriaco – en Wadowice, Lwów y Cracovia. En 1906 contrajo matrimonio con Emilia Kaczorowska. De este matrimonio nacieron tres hijos: Edmund (1906), Olga (1916) y Karol (1920),
Después de la recuperación de la independencia por Polonia Karol Wojtyła, en rango de subteniente, pasó al Ejército polaco. Sirvió en este hasta la jubilación, acerca del 1927. Como hombre excepcionalmente religioso, trabajador y comprometido, después de la muerte de la esposa en el año 1929, cuidó con mucho amor y atención al hijo menor, Karol, y lo acompañó en sus años escolares; a partir del 1938 vivió con él en Cracovia. Murió el 18 de febrero de 1941 y cuatro días más tarde fue enterrado en el Cementerio Rakowicki en Cracovia.

Emilia Wojtyła, de dommotyw_rodzice_matkao Kaczorowska, nació el 26 de marzo de 1884 en Cracovia como quinto de los hijos en la familia de Feliks, de profesión guarnicionero, y María. Acabó la escuela del convento de las Hermanas del Divino Amor. En 1906 se casó con Karol Wojtyła. Cuidó de casa y de los pequeños hijos Edmundo y Karol, ya que la hija Olga murió después del nacimiento. Emilia era de una salud débil, murió el 13 de abril de 1929 a causa de miocarditis y la insuficiencia renal. Fue enterrada en la tumba perteneciente a su familia que se ubica en el Cementerio Rakowicki en Cracovia.

HERMANO

Edmund Antoni Wojtyła nació el 28 de agosto de 1906 como el primer hijo de Karol y Emilia. Se educó, entre otras, en la escuela austriaca de los cadetes en Moravia y a partir de 1918 en la escuela secundaria de Wadowice donde en el 1924 motyw_obraz_1aprobó los exámenes finales. En los años 1924-1929 estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad Jaguelónica de Cracovia. El 29 de marzo de 1930 en la Universidad tuvo lugar su graduación doctoral en la que participaron también su padre y el hermano menor. Trabajó en el hospital infantil de Cracovia, y a partir del 1 de abril de 1931 en el Hospital Municipal en Bielsko, donde murió el 4 de diciembre de 1932 al haberse contagiado de escarlatina. Fue enterrado primero en Bielsko, hoy en día yace junto a sus padres en la tumba familiar en el Cementerio Rakowicki.

VIDA FAMILIAR DE “LOLEK”

kosciol-kwEl 20 de junio de 1920, un mes después de su nacimiento, los padres llevaron al hijo a la iglesia de la Presentación de la Santísima Virgen María donde fue bautizado recibiendo nombres Karol Józef (Carlos José). En el libro de bautizos del 1920 se encuentra la nota en latín:  “Karol Józef Wojtyła, hijo de Karol y Emilia Kaczorowska, nacido el 18 de mayo de 1920; bautizado el 20 de junio de 1920. Los padrinos: Józef Kuczmierczyk y Maria Wiadrowska. Ministro: Franciszek Żak, capellán del ejército.” Karol Wojtyła, recordando este acontecimiento, volvía a esta iglesia, también como papa, cuando durante su visita en Wadowice el 7 de junio de 1979 besó el baptisterio.

El pequeño Karol, llamado sus más cercanos Lolek, desde la infancia disfrutó del cariñoso cuidado y el amor de sus próximos. En las memorias de sus amigos permaneció la imagen de Emilia Wojtyła que muy convencida decía a menudo: “Veréis que mi Lolek será un gran hombre”. Un amigo infalible de los años de la infancia de Karol era su hermano mayor Edmund. Un excelente estudiante de medicina, después médico, encontraba el tiempo para caminar en las montañas junto con Lolek, jugar al fútbol o hablar. Desgraciadamente, Karol con 12 años se quedó solo con su padre el cual trató de educar a su hijo para que fuese un buen hombre. En la formación de su carácter tuvo la ayuda de tres importantes lugares: la iglesia, la escuela y el teatro.

IGLESIA

La iglesia parroquial de Wadowice, en cuya vecindad nació y vivó Karol Wojtyła fue un lugar importante en su vida. El joven Karol a menudo miraba por la ventana de la cocina hacia el reloj de sol ubicado en la pared de la iglesia con la inscripción: “El tiempo corre, la eternidad espera”. Desde la niñez Lolek con gusto participó en la santa misa y otras celebraciones. Los padres catequista y su padre lo animaron para que sirviera en el altar como monaguillo. Lo formaron los sacerdotes que eran sus catequistas, capellanes de los monaguillos y de la Sodalicia Mariana, entre otros el padre Kazimierz Figlewicz y padre Edward Zacher.

Los años más tempranos de Karol Wojtyła fueron también marcados por los contactos con las hermanas de la Sagrada Familia de Nazaret las que llevaban en Wadowice una guardería a la que asistió también el pequeño Lolek. En cambio a los carmelitas que sirvieron en la cercana iglesia llamada, por su ubicación, „na Górce” (sobre el Monte), les debía la veneración a la Virgen del Carmen. Es donde, poco después de la primera comunión, recibió su primer escapulario.

A su padre Karol Wojtyła le debía el amor por Kalwaria Zebrzydowska y las rutas de peregrinación de aquel santuario donde solía volver varias veces, también a lo largo de su servicio como obispo y papa. Estas numerosas inspiraciones del periodo de la infancia formaron su espiritualidad para toda su vida posterior.

ESCUELA

En el 1926 Karol comenzó su educación en una escuela primaria de cuatro cursos. Su grupo era numeroso y se componía de más de sesenta alumnos. Los chicos tenías clases del polaco, la religión, la aritmética, el canto, además de las clases de dibujo, trabajos manuales y ejercicios físicos. Los compañeros lo recordaban a Lolek como un alumno hábil y buen amigo. Karol con ganas les ayudó en los estudios, acabando la escuela primara con una mención.

szkola

En el 1930 Karol empezó los estudios en la escuela secundaria de ocho cursos – Gimnazjum de Marcin Wadowita, ubicado en la calle de Mickiewicz 16 (anteriormente la calle de Viena). En la pared había una inscripción de una significante antigua máxima del poeta romano Albius Tibullus „Casta placent superis, pura cum veste venite, et manibus puris sumite fontis aquam”. (La castidad agrada al Altísimo: venid con vestidos puros y tomad el agua de la fuente con manos puras). Karol desarrollo sus intereses por las humanidades. Sus clases preferidas a parte del polaco eran de latín, griego y religión. Era un alumno aplicado, intentó ayudar en los estudios a sus compañeros con dificultades. Después de haber pasado los exámenes de bachillerato terminó la escuela secundaria el 27 de mayo de 1938.

TEATRO

Karol desde niño había sido familiarizado por el padre con la literatura polaca. La educación escolar le permitió conocer y disfrutar de la literatura wadowice-sokolnacional clásica y la literatura universal. Siendo alumno de la secundaria actuó en la obras de teatro “Antigona”, “Balladyna”, “Comedia no-Divina”. Sin embargo la irrepetible manera de recitar la poesía y otros textos literarios le transmitió Mieczysław Kotlarczyk. Este profesor de Wadowice primero lo invitó a Karol a participar en su teatro aficionado todavía en Wadowice. Su amistad perduró la mudanza de Wadowice a Cracovia, donde a causa de la guerra que estalló poco después, Kotlarczyk se trasladó también. Allá con un grupo de amigos principalmnete de los tiempos de Wadowice estableció un clandestino Teatro Rapsódico en el cual hasta 1943 actuó el joven Wojtyła.

Karol Wojtyła dejó Wadowice junto con su padre en el año 1938, mudándose a Cracovia para estudiar la filología polaca.

Sacerdocio

PERIODO DE CRACOVIA

“Por esto, permitid que antes de dejaros, dirija todavía una mirada sobre Kraków, esta Kraków de la cual cada una de las piedras y ladrillos me son queridos.
Y que mire también desde aquí a Polonia…” (Juan Pablo II, Cracovia, el 9 de junio de 1979)motyw_stroj_1

El joven Wojtyła junto con su padre vivió en la casa que pertenecía a la familia de Emilia Wojtyłowa ubicada en la calle Tyniecka 10. En el otoño de 1938 Karol Wojtyła comenzó los estudios universitarios en la filología polaca en la Facultad de Filosofía de la Universidad Jaguelónica. Sin embargo un año más tarde los acontecimientos relacionados con el estallo de la II guerra mundial lo obligaron a interrumpirlos y empezar el trabajo físico en la fábrica química “Solvay” en Cracovia con el objetivo de evitar ser deportado a los trabajos forzados en Alemania.

El 18 de febrero de 1941 Karol perdió la última persona de su familia más cercana – a su padre que murió inesperadamente.

Un año más tarde el joven Wojtyła comenzó los estudios en el clandestino Seminario Metropolitano en Cracovia, y el 1 de noviembre de 1946 recibió la ordenación sacerdotal de las manos del arzobispo Adam Sapieha. Todavía el mismo año salió a Roma para estudiar en el Ponticifio Athaneum Angelicum (hoy en día la Pontificia Universidad de San Tomás de Aquino) donde escribió el trabajo sobre la cuestión de fe en los escritos de san Juan de la Cruz. El título de doctor obtuvo en la Universidad Jaguelónica. No pudo obtenerlo en Roma debido sobre todo al coste de la publicación del trabajo doctoral demasiado alto para él.

En el año 1948 el padre Karol Wojtyła pasó a ser vicario y catequista en la parroquia de Niegowić. El año siguiente fue trasladado a la parroquia de san Florian en Cracovia. Allí conoció un grupo de estudiantes universitarios que llegaron a ser sus más cercanos amigos. Con el paso de tiempo llegaron a llamarse “el ambiente”, e incluso “la familia”. Uno de los factores que integraban este grupo era la pasión por recorrer las rutas en las montañas y el contacto con la naturaleza. En verano organizaban caminatas a los montes y los descensos en kayak, en invierno iban a esquiar. A veces el padre Karol se separaba del grupo para rezar y meditar en silencio. Como recuerdan, las excursiones con él adquirían a veces la forma de los retiros itinerantes y eran la ocasión para buscar soluciones a los problemas de la vida.
motyw_rozaniec

A los inicios de los años 50. el padre Karol Wojtyła dejó de ser vicario en san Florian y se le concedió la licencia sabática para que pudiera concluir su trabajo de habilitación. Durante este periodo publicó en la prensa católica de Cracovia (el mensual “Znak” y “Tygodnik Powszechny”), escribió ensayos de filosofía. A partir de 1954 hasta la elección para la Sede de San Pedro, o sea durante casi 25 años, dio clases de ética en la facultad de filosofía de la Universidad Católica de Lublin. En los ojos de los universitarios era un profesor exigente pero abierto al diálogo y justo.

En año 1958 fue nominado obispo auxiliar, posteriormente arzobispo de Cracovia (1964), llegando a ser, con 43 años, el arzobispo más joven en el mundo. Visitó las parroquias, los conventos, abrió el proceso de beatificación de sor Faustina Kowalska, de forma activa participó en los trabajos del Concilio Vaticano II. Mantuvo encuentros con los sectores artísticos y científicos.

Otro paso más era su accesión al colegio cardenalicio (1967) también como su miembro más joven. Como uno de los personajes más importantes de la Iglesia polaca el cardenal Wojtyła trabajo junto al primado de Polonia cardenal Stefan Wyszyński visitando parroquias y universidades en el extranjero. En el año 1976 invitado por el Papa Pablo VI dirigió en el Vaticano los ejercicios espirituales de Cuaresma para el papa y la Curia Romana.

El 16 de octubre de 1978, en el segundo día de conclave, en la octava votación, el cardenal Karol Wojtyła fue elegido el obispo de Roma. Como papa tomó el nombre de Juan Pablo II.

Pontificado

Después de la elección del papa por los cardenales, ocurrida el 16 de octubre del año 1978, el día 22 del mismo mes tuvo lugar la solemne inauguración del pontificado. Fue entonces cuando se pronunciaron las recordadas palabras que constituyeron cierto programa de este pontificado: “No tengáis miedo, abrid de par en par las puertas a Cristo”.

motyw_list_1

Tres meses después de la inauguración del pontificado, en enero del año 1979, Juan Pablo II emprendió su primer viaje al extranjero a la República Dominicana, México y Bahamas. Así comenzó su peregrinar que llegó a ser la marca distintiva de su pontificado (puedes leer más sobre las peregrinaciones del Papa, sobre todo las a Polonia, en el apartado Peregrinaciones 

El año 1979 fue también el año de la primera de las ocho peregrinaciones a Polonia, además del año de la publicación de la primera de entre catorce encíclicas, titulada “Redentor del Hombre” (Redemptor hominis). En el marco de las audiencias de los miércoles el papa comenzó a dar una serie de catéquesis de la llamada “teología del cuerpo”. Pronunciadas en los años 1979-1984 (en ciclos) las catequesis sobre el matrimonio y, más aún – la corporalidad humana, crearon base para la enseñanza del papa sobre la familia.

En noviembre de 1980 fue editada la segunda encíclica “Rico en Misericordia” (Dives in Misericordia).

El tiempo del inicio del pontificado muy prometedor, lleno de entusiasmo, fue interrumpido por el intento del atentado del 13 de mayo de 1981. Durante la audiencia en la plaza de san Pedro Juan Pablo II fue herido de forma grave a causa de un balazo recibido de manos del turco Ali Ağca. A pesar de las heridas muy graves se consiguió salvar la vida del papa. Él mismo, un años después, peregrinó a Fátima para agradecer a la Virgen María por haberlo salvado. El atentado ocurrió pues el día del aniversario de las apariciones en Fátima, por lo cual Juan Pablo II reconoció el hecho de haber sobrevivido como una muestra de la singular protección de la Virgen María.

Las complicaciones médicas limitaron, pero no interrumpieron la actividad tan intensa del papa polaco. Todavía en septiembre del año del atentado, Juan Pablo II publica otra encíclica, esta vez sobre el trabajo humano (Laborem exercens), y en noviembre edita una de las exhortaciones apostólicas más importantes: Familiaris consortio, para concluir los trabajos del sínodo de los obispos sobre la familia. El mismo mes nombra al cardenal Joseph Ratzinger el nuevo prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, lo que dió inicio a la estrecha colaboración del papa de entonces con su futuro sucesor.

En el año 1983 se promulgó el nuevo “Código de Derecho Canónigo” y también hubo otra peregrinación a Polonia (en el difícil momento de la vigencia de la ley marcial). Era también el encuentro con quien lo había intentado asesinar: el 27 de diciembre el papa fue a visitar a Ali Ağcę en la cárcel romana. También era un año especial para la Iglesia entera. El Papa anunció pues el año jubilar con la ocasión del 1050 aniversario de la Redención. El jubileo se celebró desde el 25 de marzo de 1983 hasta el 22 de abril de 1984. Al finalizar los acontecimientos se celebró en Roma el primer encuentro de los jóvenes que se puede considerar el inicio de la Jornada Mundial de la Juventud – otra de las iniciativas importantes del papa polaco. La JMJ es un encuentro de los jóvenes que cada año se reúnen en sus diócesis, y cada 2-3 años se encuentran junto con el papa en un lugar escogido del mundo.

En el año 1985 el papa publicó la cuarta encíclica “Los Apóstoles de los Eslavos” (Slavorum Apostoli) sobre la actividad de evangelización de los ss. Cirilo y Metodio. En el otoño de este año se celebró el Sínodo Extraordinario de los Obispos conmemorando el aniversario de los 20 años de la conclusión del Concilio Vaticano II.

El año 1986 era el año de la publicación de otra encíclica – esta vez sobre el Espíritu Santo (Dominum et Vivificantem). El 13 de abril de este año tuvo lugar la histórica visita en la sinagoga de Roma – por primera vez el obispo de Roma visitó la comunidad judía en su lugar de culto. El 27 de octubre de la iniciativa del papa, en el marco de la celebración de la Jornada Mundial de Oración por la Paz, en Asís tuvo lugar el encuentro de oración de representantes de diferentes confesiones y religiones. La iniciativa se inscribió de forma permanente en la agenda del papa, llegando a ser también una inspiración a los acontecimientos locales.

El año 1987 era el año de las dos encíclicas “La Madre del Redentor” (Redemptoris Mater) y la encíclica social Sollicitudo rei socialis. En abril, en Buenos Aires, por primera vez fuera de Roma se celebró la Jornada Mundial de la Juventud, y en junio del mismo año Juan Pablo II por tercera vez visitó su patria.

El año 1989 era la siguiente Jornada Mundial de la Juventud – esta vez en Santiago de Compostela, en España.

En el año 1990 fue publicada la octava encíclica – sobre la actividad misionera de la Iglesia Redemptoris missio.

En el 1991, con la ocasión del centenario de la publicación de la primera encíclica social Rerum Novarum de Leo XIII, Juan Pablo II proclamó la encíclica Centesimus annus. En junio del mismo año el papa por la cuarta vez peregrina a Polonia – ya entonces un país independiente. Esta visita tiene su continuación en agosto del mismo año, cuando el papa viene para la siguiente Jornada Mundial de la Juventud.

En el 1992 Juan Pablo II firmó el nuevo “Catecismo de la Iglesia Católica”. El mismo año el papa fue sometido a una grave operación del la extripación de parte del intestino grueso que contenía el tumor.

El año 1993 era el año de la publicación de la décima encíclica “Esplendor de la verdad” (Veritatis splendor), dedicada a las cuestiones de la universalidad de las normas morales. También tuvo lugar la Jornada Mundial de la Juventud – esta vez en Denver, en los Estados Unidos.

En el 1995 la Jornada Mundial de la Juventud tenían lugar en Manila, Filipinas, reuniendo hasta casi cinco millones de participantes. En el mismo año el papa Juan Pablo II firmó también dos encíclicas – sobre el valor y carácter inviolable de la vida humana (Evangelium vitae) y también la actividad ecuménica de la Iglesia (Ut unum sint). En mayo el papa brevemente visitó su patria con la ocasión de su peregrinación a la República Checa.

El año 1995 era el 50. aniversario de la ordenación sacerdotal de Juan Pablo II. Con esta ocasión se publicó su libro muy personal “Don y misterio” donde describió la historia de su vocación.

En 1997 Paris acogió a los participantes en la Jornada Mundial de la Juventud. Era también el año de la VI peregrinación de Juan Pablo II a Polonia.

En el año 1998 se publicó la decimotercera encíclica de Juan Pablo II “La Fe y la razón” (Fides et ratio), sobre la relación entre la fe y la cognición científica.

En el 1999 el Papa por vez séptima peregrinó a Polonia. Visitó entonces hasta 21 ciudades y por la última vez estaba en su Wadowice natal.

El año 2000 era el segundo año santo proclamado por Juan Pablo II, esta vez con la ocasión del paso de la Iglesia al tercer milenio. El Jubileo tuvo lugar del 24 de diciembre de 1999 hasta el 6 de enero de 2001. Una parte de las celebraciones era la peregrinación del papa a Tierra Santa a los lugares relacionados con la historia de la salvación. En el año 2000 se celebró también la siguiente Jornada Mundial de la Juventud – esta vez en Roma.

En el año 2002 Juan Pablo II viajó a participar en su última Jornada Mundial de la Juventiud – en Toronto, Canadá. Hubo también su último viaje del Santo Padre a su patria. El momento clave era la consagración de la Basílica de la Divina Misericordia en Cracovia – Łagiewniki.

En el año 2003 se publicó “Tríptico romano” – la única obra poética que salió de la pluma del pontífice polaco. El mismo año salió también la última, décimocuarta encíclica de Juan Pablo II: sobre la Eucaristía en la vida de la Iglesia (Ecclesia de Eucharistia).

En agosto del año 2004 Juan Pablo II hizo su último, 104. viaje al extranjero – a Lourdes en Francia.

El estado de salud de Juan Pablo II ha ido paulatinamente empeorando a mediados de enero y febrero de 2005. Las sucesivas intervenciones médicas no trajeros resultados esperados. A través de los medios todo el mundo pudo participar en la última de las catequesis del papa sobre el sufrimiento y la muerte. Fueron muy conmovedoras las celebraciones del Triduo Pascuál en las que Juan Pablo II no pudo participar en persona nada más unirse espiritualmente con los fieles en su capilla privada. El miércoles de la resurrección el 20 de marzo el Papa por vez última apareció a los fieles reunidos a la hora de la audiencia general en la plaza de san Pedro. Sin embargo no era capaz de pronunciar ni siquiera las palabras de la bendición. Los fieles llegaron a reunirse y hacer vela en la plaza de san Padro para acompañar al Papa moribundo. Los presentes con el papa transmiten unas de sus últimas palabras dirigidas a los reunidos en la plaza: “Los buscaba, ahora vosotros vinisteis a buscarme. Gracias por ello.”

El papa Juan Pablo II partió a la casa del Padre el sábado 2 de abril de 2005. Entonces acabó su pontificado, que duró 26 años, 5 meses y 17 días. Era el tercer pontificado más largo en la historia de la Iglesia.

El Papa murió en la vigilia de la Solemnidad de la Divina Misericordia la cual estableció en base de las revelaciones de santa Faustina Kowalska.

Durante ya el mismo funeral de Juan Pablo II que tuvo lugar en la plaza de san Pedro el 8 de abril los fieles gritaron y llevaron los carteles con la inscripción en italiano „santo subito!” (¡santo ya!). Respondiendo a estas expresiones de voluntad de los fieles el sucesor de Juan Pablo II, el papa Benedicto XVI, dipensó del plazo requerido de tiempo para comenzar el proceso de beatificación – según el derecho canónigo dicho proceso no puede comenzar antes de haber pasado cinco años de la muerte del candidato a los altares.

Después del inmediato inicio del proceso requerido por la ley y la aprobación del milagro necesario el 1 de mayo de 2011 Juan Pablo II fue proclamado beato. La ceremonia tuvo lugar en Roma en la plaza de san Pedro y fue presidida por el papa Benedicto XVI. Como fecha de conmemoración litúrgica se eligió el día 22 de octubre, o sea el aniversario de la inauguración del pontifiacado.

Finalmente el 27 de abril de 2014 el papa Francisco, en presencia del papa emérito Benedicto XVI proclamó a Juan Pablo II el santo de la Iglesia católica. Junto con el papa polaco fue canonizado entonces el papa Juan XXIII.

Peregrinaciones a Polonia

El Santo Padre Juan Pablo II fue sin duda el papa que más viajó en la historia. Durante su pontificado realizó 104 peregrinaciones internacionales, visitando 129 países en todos los continentes. Además realizó más de 140 visitas apostólicas en el territorio de Italia. Predicando la enseñanza de Cristo en todo el mundo recorrió en total más de un millón y medio de kilómetros.

Predicó a millones de personas, visitó lugares donde no había estado antes ningún Papa. Era famoso por su conocimiento de varios idiomas, por lo cual era capaz de establecer un contacto aún mejor con las personas de diferentes nacionalidades. Los encuentros con Él eran para los fieles un gran acontecimiento de carácter casi místico, a menudo transformador para su vida posterior.
Juan Pablo II visitó su patria 8 veces.

PEREGRINACIONES de san JUAN PABLO II a POLONIA

1.a peregrinación a Polonia: 2-10 de junio de 1979

La primera peregrinación apostólica de Juan Pablo II a su patria se realizó bajo el lema „Gaude Mater Polonia”. Era entonces cuando se pronunciaron las recordadas palabras del Santo Padre “Que descienda tu Espíritu y que renueve la faz de la Tierra. De esta tierra”. Estas palabras tuvieron un significado especial para la sociedad polaca donde se formaba la idea del cambio del sistema político. Se dice que sin esta peregrinación no hubiera habido el movimiento de “Solidaridad” y la posterior caída del sistema comunista. Durante esta visita Juan Pablo II visitó por primera vez como papa su ciudad natal – Wadowice. Abajo las fotos de la primera peregrinación a Wadowice 7.06.1979. Homilía Wadowice 1979.

 

2.a peregrinación a Polonia: 16-23 de junio de 1983

El viaje bajo el lema “Polonia, Patria Mía”. En referencia a la ley marcial, el Papa intentó aliviarlos a los polacos con la fe y la esperanza. Intento convencer que no se trata de una victoria militar sino moral, que el mal hay que vencerlo con el bien, y que “el amor es más fuerte que la muerte”.

 

3.a peregrinación a Polonia: 8-14 de junio de 1987

El lema fue: “Los amó hasta el final”. Juan Pablo defendió la dignidad de los polacos frente al sistema de entonces subrayando que cada ser humano tiene su dignidad personal y merece ser tratado como tal, y los ciudadanos deben poder decidir sobre los destinos de su país.

 

4.a peregrinación a Polonia: 1-9 de junio y 13-20 de agosto de 1991

La visita bajo el lema “Dad gracias a Dios, no apaguéis el Espíritu”. Visitando Polonia, entonces ya independiente, el Santo Padre quiso hacerles conscientes a sus paisanos que la libertad no basta en si misma, que la auténtica libertad debe ser basada en la verdad y los valores cristianos. El Papa prestó además mucha atención al papel de la Iglesia en la nueva República de Polonia. Durante la segunda etapa de su peregrinación relacionada con la VI Jornada Mundial de la Juventud en Jasna Góra – Częstochowa, el Santo Padre visitó por segunda vez a Wadowice. Abajo las fotos de su segunda pereginación a Wadowice 14.08.1991. Texto de la homilía pronunciada en Wadowice. Homilía Wadowice 1991.

 

5.a visita en Polonia: 22 de mayo de 1995

„El tiempo de prueba para las conciencias polacas continua” – estas palabras las pronunció Juan Pablo II durante la visita de unas horas organizada con la ocasión de la peregrinación a la República Checa en Skoczow, Bielsko-Biała y Żywiec en la diócesis de Bielsko – Żywiec. El Papa advirtió de la errónea, demasiado ampliamente comprendida tolerancia, que en efecto puede ser una intolerancia hacia los creyentes.

 

6.a peregrinación a Polonia: 31 de mayo – 10 de junio de 1997

La peregrinación bajo el lema: “Cristo ayer, hoy y para siempre.” El Papa llamó a los obispos que fueran abiertos a Europa subrayando la posible contribución de la Iglesia polaca a la vida espiritual del viejo continente. Advertía también de no interpretar la libertad como si lo permitiera todo, en un mundo sin valores donde el hombre se hace esclavo de sus instintos y deseos.

 

7.a peregrinación a Polonia: 5-17 de junio de 1999

Viajando bajo el lema “Dios es el amor” el Santo Padre visitó 21 ciudades y beatificó a 108 polacos – mártires de la época de la II guerra mundial. Subrayo el papel de la Iglesia en la transformación política en Polonia y la importancia de los valores éticos en el sistema democrático. Decididamente apoyó la idea de la integración de Polonia con la Unión Europea. En el marco de esta peregrinación el Papa visitó por tercera vez Wadowice de la que dijo que “Aquí en esta ciudad todo empezó. La vida empezó, la escuela empezó, los estudios empezaron, el teatro empezó. Y el sacerdocio empezó.” Abajo las fotografías de la tercera peregrinación a Wadowice 16.06.1999. Texto de la homilía pronunciada en Wadowice. Homilía Wadowice 1999.

8.a peregrinación a Polonia: 16-19 de agosto de 2002

La última peregrinación del Santo Padre a Polonia se realizó bajo el lema “Dios rico en misericordia”. Durante esta visita Juan Pablo II consagró el Santuario de la Divina Misericordia en Cracovia – Łagiewniki. El Papa visitó también Kalwaria Zebrzydowska.